LA SABIDURÍA PRÁCTICA

LA SABIDURÍA PRÁCTICA

El Dr. Barry Schwartz, psicólogo, gurú de acción social y autor del libro “La Paradoja de la Elección (2004)”, ha revivido en los últimos años el concepto y la legitimidad de la sabiduría práctica.  El término se remonta a Aristóteles, quien lo definió como la capacidad de utilizar las normas y los valores para lograr una convivencia ordenada, productiva y justa, y así posibilitar una vida feliz y digna de los seres humanos.

Schwartz traslada el concepto a las organizaciones de hoy en día, en las cuales quedan tres incógnitos grandes que son el reino de la sabiduría práctica:

¿Cómo y cuándo hacer la excepción?

  • ¿Cómo y cuándo improvisar productivamente?
  • ¿Cómo servir a la gente en lugar de tratar de manipularla?

Del trabajo de Schwartz saco cinco grandes lecciones:

  • No tienes que ser genio para ser sabio, y ser genio tampoco es suficiente para ser sabio.  Solamente tenemos que desarrollar las capacidades y aptitudes que ya tenemos.  Según las mejores opiniones (Edward De Bono, 2004), utilizamos sólo el 15% al 20% de nuestra a capacidad cerebral para la creatividad y la innovación.
  • Las normas nos protegen de los desastres y el exceso de ellas asegura la mediocridad.  Las opciones favorecen la excelencia y el exceso de ellas asegura el agotamiento.  Entonces en esta cruel paradoja, el equilibrio es la clave para protegernos mientras logramos la excelencia.
  • Las estructuras organizacionales y los espacios de equipo deben estimular y reforzar la sabiduría práctica…y no reprimirla.  No hay incentivos materiales que no puedan ser pervertidos y terminar en desilusión.  Esto es donde cobra importancia la afirmación y el reconocimiento del ser, y no sólo el hacer, para “humanizar la máquina productiva”.
  • Para re-moralizar el trabajo, es necesario que se convierta en parte de la cultura organizacional, y no sólo una exigencia o un sermón bonito, el concepto de: “hacer lo mejor de la mejor manera y por las mejores razones”, la esencia de la ética corporativa.
  • Las personas no aprenden la ética ni la sabiduría práctica en cursos de capacitación, sino trabajando y viviendo con ejemplos vivientes.  Sus líderes, profesores y padres enseñan esta sabiduría con su ejemplo, con sus acciones diarias y con su manera de abordar los retos permanentes.

*********************
Gilbert Brenson Lazan – Founding Partner

AMAUTA INTERNATIONAL, LLC
Bogotá, Colombia – West Hartford, CT, USA
E-Mail: gbl@amauta1.com

Website: http://amauta-international.com
Bitácora: <https://amautablog.wordpress.com/>

Optimizamos la efectividad de los procesos de transformación organizacional sostenible

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: