Cómo Malentender a la Gente

Hace unas semanas, Parcia y yo tuvimos la oportunidad y el privilegio de pasar dos días con Ken Blanchard, Gurú de Gurúes de liderazgo y empoderamiento organizacional, y once de sus colaboradores y co-autores. Se reunieron en la Universidad de Massachusetts para celebrar el aniversario de su organización allá y de co-facilitar un taller sobre la evolución de sus modelos en estos cuatro décadas.

 

En los próximos meses, estaré compartiendo con Uds. algunos de los temas que vimos, más hoy quiero compartir una reflexión basada en uno de ellos que utilicé en estos días con un cliente que provocó unos resultados interesantes.  Estábamos hablando de liderazgo contextual y la conversación llegó a cómo evitar malentender y ser malentendido.  El interlocutor presumió que la otra persona era el único responsable de la disfunción comunicacional y los malos entendimientos. He encontrado que nuestras actitudes como líderes contribuyen igual o más a los malentendidos que las de los demás.  Y sucede cuando mantenemos tenemos una o más de las siguientes tres falsas ilusiones:

“TÚ ERES IGUAL A MÍ”: Tendemos a creer que la gente hace las cosas que hace, dice las cosas que dice y cree lo que cree, por razones iguales a aquellas que yo tendría si yo estuviera haciendo, diciendo o creyendo lo mismo.  Sabemos que existen sólo dos problemas de comunicación interpersonal:

  • Creer que la otra persona entiende lo que quiero decir simplemente porque yo sé lo que quiero decir;
  • Creer que entiendo lo que la otra persona quiere decir, porque yo sé lo que quisiera decir cuando uso las mismas palabras.

El más importante objetivo de la comunicación es el de acordar o co-crear significado y esto requiero primero que cada persona asigna su propio significado a las palabras que usa y, segundo, como líderes tenemos la responsabilidad de aclarar estos significados.

SOY IMPECABLEMENTE OBJETIVO/A”: Es fácil pensar las interpretaciones de todos los demás son sesgados por sus prejuicios, agendas personales, emociones y experiencias pasadas…y que nosotros, como líderes y/o jefes, somos objetivos.    Dr. Paul Watzlawick (¿Es Real la Realidad?, 1976) fue el primero en incluir, entre sus ya famosos axiomas de la comunicación, que nadie es objetivo – la objetividad total no existe – hecho ya comprobado por la física cuántica. Los demás de hecho tienen muchos prejuicios, agendas, emociones y experiencias…igual a nosotros.

“TODO LO QUE PERCIBO ES REAL”: Todos sufrimos del Síndrome de la Percepción Inmaculada:  la ilusión que mi interpretación y percepción interna de la realidad externa es “real”.  Percepción es la forma en que cada persona interpreta, organiza y prioriza la información y los datos que entran por los órganos sensoriales.  Todos vemos cosas que no existen en la realidad,  todos dejamos de ver cosas que existen en la realidad y todos podernos interpretar estas cosas de manera diferente.  Cada uno habla de la feria según cómo le ha ido en ella.  Inclusive, frecuentemente “bloqueamos” o filtramos lo que vemos o oímos o sentimos si no es compatible con el mapa mental o paradigma que tenemos del mundo.

Bienvenidos y bienvenidas al club de los seres humanos.

 

*********************
Gilbert Brenson Lazan – Founding Partner

AMAUTA INTERNATIONAL, LLC
Bogotá, Colombia – West Hartford, CT, USA
E-Mail: gbl@amauta1.com

Website: http://amauta-international.com
Bitácora: <https://amautablog.wordpress.com/>

 

Optimizamos la efectividad de los procesos de transformación organizacional sostenible

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: