SIN REMEDIOS

En estos días la comunidad facilitadora de América Latina y el Caribe está de luto: una de nuestras más comprometidas practicantes y promotoras falleció el fin de semana pasado.  Remedios Ruíz, Arquitecta, Especialista en Planeación Urbana de MIT y Fundadora de ALEPH de la Republica Dominicana, firma dedicada a la facilitación de procesos de planeación en América Latina, nos dejó físicamente, pero no en espíritu, después de una larga enfermedad, dejando a su esposo Plinio, a su amado hijo Zahir, y a centenares de amigas y amigos.

 

Conocí (GBL) a  Remedios hace muchos años a través de un evento de la Asociación Internacional de Facilitadores en Canadá.  Me impresionó enormemente, desde un principio, su radiante optimismo y su compromiso con el ser en el proceso de planeación.  A través de los meses y años después, trabajamos juntos en la República Dominicana con Remedios, Elías y los demás de su bello equipo de facilitadores en formación, y con algunos de sus clientes como el programa del USAID para el desarrollo de programas para personas viviendo con VIH-SIDA.  Y una de las más grandes logros de la facilitación de Remedios fue presentarme a quién iba a convertirse en mi esposa, siendo ella nuestra Madrina de matrimonio.

 

Remedios deja un gran legado a muchos países de America Latina con su trabajo con la juventud, con las agencias de desarrollo, con los gobiernos y con sus publicaciones  (Ver Google “Remedios Ruíz ALEPH”).  La vamos a extrañar y siempre gozar la riqueza de haberla conocido.

 

Yo (PSG) la conocí en una conferencia que estaba dictando. Al final ella se me acercó y me preguntó: ”¿Tú eres facilitadora?” Ante mi sorpresa y muestra de desconocimiento del significado de facilitación al que ella se refería, me dijo: ”Sí lo eres, aunque no lo sabes.”  Luego de unos años acepté su invitación a formar parte de su equipo en la firma ALEPH y junto a ella inicié el camino en este hermoso hacer. Por ella conocí a mi esposo y tuve la oportunidad de iniciar mi formación formal. 

 

La llamamos la Maga, por su actitud siempre visionaria y optimista. Tuve la dicha  de ser su amiga, su hermana de amor y cómplice de travesuras como ella solía decir. Fue una incansable luchadora por la profesionalización de la facilitación en nuestros países.  Siempre la recordaré y mi corazón agradecido eleva una oración y sé que en el cielo están celebrando su llegada. Mientras nosotros aprendemos desde ahora a vivir con lo mejor de ella que quedó en cada uno. 

 

 

Gilberto y Parcia

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: