Pasiones Alineadas

Mientras seguía los Juegos Olímpicos la semana pasada y observaba las conductas de los distintos equipos, recordé las investigaciones de los Drs. George H. Labovitz y  Victor Rosansky, authores del libro: “Rapid Realignment: How to Quickly Integrate People, Processes, and Strategy for Unbeatable Performance”.  Ellos resaltan la importancia de balancear la pasión y el alineamiento en el equipo de trabajo.

PASIÓN:  El éxito, sea en la Olimpiada o en un equipo organizacional de alto rendimiento, sólo es posible cuando las personas involucradas estén energizadas para mover la organización en nuevas y mejores direcciones. Esta pasión es indispensable para que la organización cumpla sus metas mientras los colaboradores se realicen como personas y profesionales.  La tarea principal de cada líder, entonces, desde el Presidente hasta el Supervisor más nuevo, es la de incendiar y cultivar esta pasión.  Dos estudios muestran la importancia de la pasión:
En una planta del transnacional Warner-Lambert, se mostró un aumento del 21% en productividad y  una reducción del 10% de costos, después de ocho meses de un programa de crear entornos generadores de pasión por el trabajo.

  • Gallup, Inc., la empresa consultora internacional, encontró en un estudio de empresas alrededor del mundo que las exitosas promediaron un 67% de personal apasionada versus un 7% disociadores, mientras las mediocres o fracasadas mostraron sólo un 30% apasionado y un 18% disociadores.
  • ALINEAMIENTO:  Desafortunadamente, la pasión sola no es suficiente: tiene que enfocarse en la productividad, los resultados y los propósitos de la organización.  El Corporate Executive Board encontró en un estudio, que el 40% de los empleados apasionados no alinean sus metas con las de la organización.  La clave es un balance entre los dos:

“LA PASIÓN SIN ALINEAMIENTO CREA UN EQUIPO CAÓTICO;
EL ALINEAMIENTO SIN PASION CREA UN EQUIPO ESCLAVIZANTE;  
LA PASIÓN ALINEADA CREA EL ÉXITO EN EQUIPO

COMO DESARROLLAR Y BALANCEAR LOS DOS:  En el equipo, podemos aplicar las siguientes estrategias para estimular un desarrollo equilibrado de los dos:

  • Usar pronombres inclusivos (“nosotros”) más que los que polarizan (“yo, ellos, Uds.”).
  • Escuchar para comprender (y no para encontrar qué criticar o para defenderse).
  • Construir sobre las propuestas de otras (en lugar de siempre tratar de imponer la tuyas).
  • Balancear el análisis con la acción (evitando impulsividad o el parálisis por análisis).
  • Balancear el preguntar y el abogar.
  • Corregir la conducta y elogiar a la persona.
  • Comprobar presuposiciones antes de hablar o actuar, tanto las propias como las ajenas.
  • Asegurar claridad del propósito del equipo y sus acciones .
  • Crear dueños de obras…y no sólo obreros.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: