BITACORAMAUTA: Liderando con Miedo y con Confianza

16 julio 2013
Logo-AmautaBITACORAMAUTA
LIDERANDO CON MIEDO Y CON CONFIANZA

GILBERT BRENSON LAZAN
Socio-Fundador
Amauta International, LLC

Todos los lideres utilizamos una combinación de los dos, a pesar del hecho de que todas las investigaciones muestran que la productividad es muy superior en un ambiente de confianza que un uno de miedo.

¿Qué tan frecuentemente utilices cada uno en tu liderazgo?

A continuación puedes evaluarlo en estas seis creencias o posturas diferentes:

MIEDO: "El Jefe siempre tiene la razón."
CONFIANZA: "Quién tiene la razón no es tan importante como acordar entre nosotros cuál es la mejor opción."

MIEDO: "Mi tarea más importante es hacer que ellos logren sus metas como sea."
CONFIANZA:"Mi tarea más importante es remover las barreras que impidan que ellos logren sus metas."

MIEDO: "Si algo no funciona, debo sancionar al culpable."
CONFIANZA: "Si algo no funciona, lo hablaremos para que todos aprendamos."

MIEDO: "Mi gente tiene que saber quién es el jefe."
CONFIANZA: "Quiero que mi gente sepa que siempre les estoy cuidando la espalda."

MIEDO: "Incentivos y castigos son la clave al ‘performance’. "
CONFIANZA: "Zanahorias y rejos son para burros; si trato a mi gente apropiadamente, responderán con buenos resultados."

MIEDO: "Necesitamos controles porque no se puede confiar en la gente."
CONFIANZA: "Podemos desarrollar la confianza cuando cada uno esta dispuesto a confiar y a tener conductas dignas de confianza. Si alguien opta continuamente por no hacerlo, debe ser separado del equipo."

logo1.jpg
©Copyright 2013 – Amauta International, LLC.
Gustosamente se da el derecho de reproducir lo anterior
para fines educativos y sin ánimo de lucro,
siempre y cuando se incluyan las referencias de autoría principal y de los autores citados.

VER TODAS LA EDICIONES PASADAS DE BITACORAMAUTA EN <https://amautablog.wordpress.com/>

Amauta International, LLC
37 Sky View Drive
West Hartford, Connecticut 06117
This email was sent to: gezi822xoca
Unsubscribe | Forward to a Friend
powered by
ListCast

Anuncios

BITACORAMAUTA: LA BRUJA DE “ES QUE”

1 julio 2013
Logo-AmautaBITACORAMAUTA
LA BRUJA DE "ES QUE"

GILBERT BRENSON LAZAN
Socio-Fundador
Amauta International, LLC

PSICÓLOGA Y COACH ESPAÑOLA. GEMA SANCHO, NOS MANDA ESTA JOYA:

bruja.jpg

Cuenta la leyenda que en aquel lejano lugar vivía un bruja mala, de las de medias de rayas y verrugas en la nariz; la bruja mala del "es que".

Cuando los niños que allí vivían cumplían su primer año eran visitados por la bruja mala del "es que", quien les regalaba un inmenso saco lleno de "es que"s de todas las formas y colores, listos para utilizar a lo largo de toda su vida. Cada saco que los niños recibían contenía "es que"s grandes y pequeños, "es que"s enrevesados y "es que"s sencillos, oscuros y brillantes, "es que"s musicales, graves y agudos,…

A partir de ese día, los niños aprendían a colocar cada mañana varios "es que"s en su mochila o en sus bolsillos, y no dudaban en sacarlos y mostrarlos cada vez que necesitaban justificar su comportamiento.

Los "es que"s eran inagotables, incluso parecían multiplicarse a medida que los años pasaban y, ya adultos, aquellos que en su día fueron niños, seguían llenándose los bolsillos con varios "es que"s cada día.

Todos estaban contentos de poseerlos, ya que resultaban muy valiosos a la hora de encontrar excusas externas que les libraran de temas complejos, comprometidos o que requerían algún tipo de esfuerzo.

De este modo, los niños iban creciendo en su cómodo afán de buscar razones ajenas para sus propias acciones.

Pero quiso el destino que un día ocurriera algo inesperado. El día que el pequeño "Voy a" cumplía su primer año, la bruja mala del "es que" cayó enferma y no pudo llevarle su regalo porque "es que" estaba en la cama con fiebre!!

Y así fue como "Voy a" no recibió su preciado regalo de cumpleaños y tuvo que desenvolverse en la vida sin su saco de "es que"s.

"Voy a" era un niño peculiar, un tanto extraño diría yo. ¡Tenía la mala costumbre de hacer preguntas! Y no preguntas corrientes, no, hacía preguntas consumidoras de "es que"s. Un día, por ejemplo, se encontró con un compañero de clase que lloraba sentado en un escalón:

– ¿Qué te ocurre? – le preguntó "Voy a".

– "Es que" me han puesto un cero en la redacción – contestó el niño entre sollozos.

– ¿Cómo ha sido eso?

– "Es que" no la entregué.

– ¿Qué pasó para que no la entregaras?

– "Es que" mi perro se puso a jugar y sin darse cuenta, la destrozó.

– ¿Quieres decir que tu perro destrozó tu redacción, no la entregaste, te han puesto un cero y ahora lloras?

Además de preguntar, a "Voy a" le gustaba resumir, aunque cuando resumía de esta manera, los niños se sentían incómodos…

– Sí, "es que"….- el niño rebuscó en sus bolsillos, ansioso por encontrar el "es que" adecuado. Pero antes de que pudiera encontrarlo, "Voy a" lanzó su última pregunta, aquella con la que solía acabar las conversaciones…

– Y, ¿qué vas a hacer?

El niño sintió una punzada en el pecho, como si se ahogara. Abrió su mochila y revolvió ansioso su interior en busca de un "es que" que poder utilizar. Al fondo, debajo del estuche, encontró un "es que" pequeñito..

– "Es que" no me entiendes – respondió rápidamente y salió corriendo, no fuera a ser que "Voy a" le siguiera preguntando.

Este tipo de episodio se repetía con cierta frecuencia. Los niños procuraban meter cada día más "es que"s en su mochila pero, al final del día, tras una breve conversación con "Voy a", tan sólo quedaba el recuerdo del eco en su interior.

Los "es que"s se agotaban tan rápidamente que los niños y mayores del lugar comenzaron a usarlos cada vez con menos frecuencia, temiendo que se les acabaran.

La bruja mala del "es que", verde de rabia y amarilla de envidia, al ver que su poder iba disminuyendo día a día bajo las demoledoras preguntas de "Voy a" decidió presentarse ante él con un gran saco de "es que"s, los más lujosos y brillantes que tenía, dispuesta a regalárselos.

– ¿Qué quieres? – preguntó "Voy a" al verla llegar tan cargada.

– "Es que" no pude hacerte tu regalo el día de tu primer cumpleaños.

– Gracias, no importa – contestó "Voy a" con amabilidad.

– "Es que" tenía que habértelo dado pero "es que" estaba enferma. "Es que" hacía frío y no me abrigué lo suficiente. Sé que debería haberme abrigado pero "es que" estaba entretenida y no me di cuenta. "Es que" no me acordaba de que era tu cumpleaños ese día porque suelo anotarlo pero "es que" no encontraba el boli y lo dejé para más tarde.. – la bruja continuó dando explicaciones inconexas, usando "es que" tras "es que" hasta que, sin darse apenas cuenta, el saco que traía como presente para "Voy a", fue disminuyendo de tamaño.

"Voy a" estaba atento, escuchando cada una de sus palabras, mirándola con sus profundos ojos negros. La voz de la bruja se iba haciendo cada vez más y más aguda y su cuerpo parecía ir menguando a medida que los "es que"s de su saco iban saliendo para desvanecerse en el aire.

Finalmente, con voz serena pero firme y una dulce sonrisa en su cara, "Voy a" le dijo:

– No necesito tus "es que"s, bruja. He aprendido a asumir mis propias responsabilidades. Sé que hay cosas que no dependen de mí y las asumo, pero siempre encuentro algo que yo puedo hacer que sí depende enteramente de mí. Me siento feliz de controlar mi propia vida, de tomar mis propias decisiones y de asumir las consecuencias de mis acciones. Y tú, ¿qué vas a hacer?

Nadie sabe a ciencia cierta qué ocurrió entonces. Algunos hablan de una fuerte tormenta que levantó a la bruja por los aires y se la llevó a otro lugar aún mucho más lejano. Otros dicen que se derritió quedando en el suelo, a los pies del niño, tan sólo sus medias de rayas y que por eso desde entonces puede verse dibujado un paso de cebra en ese mismo lugar. Lo cierto es que nunca más se supo de la bruja mala del "es que" y que, a partir de entonces, los niños que allí nacían no volvieron a recibir su preciado regalo en el día de su primer cumpleaños.

"Voy a" fue, poco a poco y a través de sus preguntas acabando con todos los "es que"s que aún quedaban. Y dedicó su vida a hacer que los habitantes de aquel lejano lugar aprendieran a tomar conciencia de su propia realidad, buscaran nuevas opciones y asumieran la responsabilidad de sus propios comportamientos.

logo1.jpg
©Copyright 2013 – Amauta International, LLC.
Gustosamente se da el derecho de reproducir lo anterior
para fines educativos y sin ánimo de lucro,
siempre y cuando se incluyan las referencias de autoría principal y de los autores citados.

VER TODAS LA EDICIONES PASADAS DE BITACORAMAUTA EN <https://amautablog.wordpress.com/>

Amauta International, LLC
37 Sky View Drive
West Hartford, Connecticut 06117
This email was sent to: gezi822xoca
Unsubscribe | Forward to a Friend
powered by
ListCast


BITACORAMAUTA: Hacer Mas con Menos

16 junio 2013
Logo-AmautaBITACORAMAUTA
HACER MÁS CON MENOS

GILBERT BRENSON LAZAN
Socio-Fundador
Amauta International, LLC

Cada día los líderes estamos recibiendo el mismo mensaje: tenemos que lograr más y mejores resultados con menos recursos. Muchas veces nuestra primera reacción es la de hacernos las víctimas: culpar a la Alta Gerencia por “andar buscando guayabas en los magueyes” o de imponer una filosofía “lean” al punto de una “anorexia organizacional”, más un primer recurso es consultar primero con el espejo. Aquí tienes tres estrategias para hacerlo:

REFLEXIONAR MÁS: Suena contra-intuitivo, más mi experiencia siempre ha sido que entre más cosas por hacer, más importante reflexionar sobre las prioridades. Multi-tarear puede ser necesario en el quirófano o en otra emergencia, más los estudios de los neurocientíficos muestran claramente que hacer dos cosas simultaneamente resta calidad a cada cosa. El líder efectivo necesita estar sólo de vez en cuando para evaluar su progreso, gozar sus logros, aprender de sus errores y considerar nuevas opciones y las consecuencias de ellas.

APRENDER A DECIR ‘NO’: El éxito no sólo depende de hacer lo apropiado, sino también de dejar de hacer lo inapropiado. La respuesta a la multitud de solicitudes de nuestro tiempo, energía y presupuesto, es mantenernos enfocados y disciplinados en cuanto a los valores y prioridades acordadas. Esto requiere no aceptar otros compromisos o favores de menor prioridad y hacerlo de una manera culturalmente aceptable…algo no muy fácil en nuestras culturas latinoamericanas dónde la persona y las relaciones tienen prioridad sobre la tarea o los resultados. Nos conviene aprender a decir: “Me encantaría poder complacerte en eso, más prefiero no hacerlo.”, resaltando en seguida las bondades de la solicitud tanto como sus inconveniencias.

FACILITAR EL DIÁLOGO: La Conversación Constructiva sigue siendo la mejor forma de co-crear el dialogo necesario para hacer más con menos. Tanto la eficiencia como la innovación ya no son asuntos de un gurú genio sino de cada equipo de alto rendimiento. El coaching formal y el “one-on-one” mensual son importantes; pueden ser aún más importantes y productivas unas conversaciones constructivas de cinco o diez minutos con uno o más colegas antes de tomar una decisión.

logo1.jpg
©Copyright 2013 – Amauta International, LLC.
Gustosamente se da el derecho de reproducir lo anterior
para fines educativos y sin ánimo de lucro,
siempre y cuando se incluyan las referencias de autoría principal y de los autores citados.

VER TODAS LA EDICIONES PASADAS DE BITACORAMAUTA EN <https://amautablog.wordpress.com/>

Amauta International, LLC
37 Sky View Drive
West Hartford, Connecticut 06117
This email was sent to: gezi822xoca
Unsubscribe | Forward to a Friend
powered by
ListCast


BITACORAMAUTA: “Engagement” y Liderazgo

28 mayo 2013
Logo-AmautaBITACORAMAUTA
"ENGAGEMENT" Y LIDERAZGO

GILBERT BRENSON LAZAN
Socio-Fundador
Amauta International, LLC

Ya todo el mundo está hablando de “engagement”…el nuevo “sabor del mes” de la jerga organizacional. El problema es cuando hablen de él como una cosa y no un proceso. La palabra en inglés, además de significar “compromiso matrimonial”, se refiere a "una colaboración laboral significante y mutuamente beneficiosa". La mejor explicación que conozco viene del Dr. Gideon Rosenblatt, un guru de Mercadeo y el Director Ejecutivo de Groundwire, una importante organización que promueve la protección ambiental sostenible. Rosenblatt habla del desarrollo del “engagement”, en su caso de parte de los grupos comunitarios, como un proceso evolutivo de etapas marcadas que también podemos ver en nuestras organizaciones:

OBSERVAR: La persona muestra algún interés y toma consciencia de lo mínimo necesario para pertenecer a la organización, la cual inspira y facilita este contacto inicial y el enganche y capacitacón laboral.

SEGUIR: La persona expresa su deseo de colaborar y está dispuesta a cumplir algunas normas básicas para hacerlo. La organización le ofrece valor agregado y promueve una comunicación proactiva y clara.

RECOMENDAR: La persona habla favorablemente de la organización y confía más en ella. La organización tiene conductas dignas de confianza y está dispuesta a también confiar en su gente.

CONTRIBUIR: La persona da su tiempo, energía y talentos para apoyar la misión de la organización y esta refuerza material y psicológicamente el compromiso, los talentos y los resultados de sus colaboradores.

RESPONDER: La persona se adueña de los procesos en los que participa y se siente responsable de sus resultados y los de sus compañeros. La organización delega y facilita el auto-empoderamiento de sus colaboradores.

LIDERAR: La persona está dispuesta a adquirir y usar efectivamente las destrezas de liderazgo y de liderar con su ejemplo. La organización valora, facilita y premia el buen liderazgo.

Es una bello modelo que también resalta la importancia de dos factores críticos en el engagement:

  1. Las personas que llegan a una posición de autoridad y liderazgo deben haber llegado personalmente a esta sexta etapa de desarrollo. Demasiados colaboradores excelentes en conocimientos y en rendimiento fracasan como líderes porque nunca quieren o pueden llegar al sexto nivel.
  2. La organización debe igualmente valorar, facilitar y premiar este tipo de liderazgo. Si la cultura organizacional no valora y refuerza por igual el ser y el hacer de sus colaboradores, nunca llegaran a este sexto nivel.

©Copyright 2013 – Amauta International, LLC.
Gustosamente se da el derecho de reproducir lo anterior
para fines educativos y sin ánimo de lucro,
siempre y cuando se incluyan las referencias de autoría principal y de los autores citados.

VER TODAS LA EDICIONES PASADAS DE BITACORAMAUTA EN <https://amautablog.wordpress.com/>

Amauta International, LLC
37 Sky View Drive
West Hartford, Connecticut 06117
This email was sent to: gezi822xoca
Unsubscribe | Forward to a Friend
powered by
ListCast


BITACORAMAUTA: EL LIDER ADMIRADO

14 mayo 2013
Logo-AmautaBITACORAMAUTA
EL LIDER ADMIRADO

GILBERT BRENSON LAZAN
Socio-Fundador
Amauta International, LLC

¿Cuáles son las características en común de los líderes más admirados y productivos? Este es la pregunta que Autor David Kerpen se hizo el año pasado cuando decidió entrevistarse con cincuenta de los líderes más efectivos de gerencia alta y media para su nuevo libro: “Likeable Business”. Esta es la lista, en orden de importancia, de estas siete damas del liderazgo admirado:

  1. LA BUENA ESCUCHA: la piedra angular de toda relación. Los grandes líderes escuchan bien a sus clientes, consumidores, colegas y competencia.
  2. LA NARRATIVA: Contar una historia sigue siendo la forma más poderosa de comunicar ideas a otro porque cautiva a las personas y las incentiva a tomar acción.
  3. LA AUTENTICIDAD: Los grandes líderes que son lo que dicen que son — que practican lo que predican — tienen el respeto de todos. La vulnerabilidad y humildad del líder auténtico crea una energía muy positiva y atractiva.
  4. LA TRANSPARENCIA: No hay mejor palanca que la verdad y la honestidad para lograr el respeto y la admiración de los reportes.
  5. LA “RESPONDABILIDAD”: mi palabra inventada por “Accountability”, o sea empoderarse para dar respuesta. Los mejores líderes responden adecuadamente y en el tiempo apropiado. Charles Swindoll dijo: “La vida es 10% lo que te pasa y 90% lo que haces ante lo que te pasa.”
  6. LA ADAPTABILIDAD: Nunca ha habido un mercado más volátil y cambiante que el actual y los líderes tienen que ser suficientemente flexibles y ágiles para adaptarse a los vientos y corrientes diarios. Dijo Benjamín Franklin: “Cuando terminas de cambiar…estás terminado.”
  7. LA PASIÓN: como las palabras del cantautor Bob Marley que reflexionamos hace unas semanas: “Ama al trabajo que haces y hagas el trabajo que amas.”

©Copyright 2013 – Amauta International, LLC.
Gustosamente se da el derecho de reproducir lo anterior
para fines educativos y sin ánimo de lucro,
siempre y cuando se incluyan las referencias de autoría principal y de los autores citados.

VER TODAS LA EDICIONES PASADAS DE BITACORAMAUTA EN <https://amautablog.wordpress.com/>

Amauta International, LLC
37 Sky View Drive
West Hartford, Connecticut 06117
This email was sent to: gezi822xoca
Unsubscribe | Forward to a Friend
powered by
ListCast


BITACORAMAUTA: LIDER PARTERA

28 abril 2013
Logo-AmautaBITACORAMAUTA
LÍDERES PARTERAS

NOTA: COMPARTO HOY CON BITACORAMAUTA UN ESCRITO DE UNA QUERIDA COLEGA GBL

Arianna Martínez Fico
Socia-Directora
Empoderarte C.A.
empoderarte.ca

Desde hace varios años me ha interesado el quehacer de las parteras, al punto de haber tenido la suerte de conversar con algunas de las muy pocas y auténticas comadronas que todavía existen. Los aprendizajes que he tenido a partir de esas conversaciones me han llevado a pensar en “la metáfora de la partera” que, llevada al mundo organizacional, puede darnos una noción novedosa del liderazgo.

Creo que el verdadero rol de quienes trabajamos con personas, es apoyarlas a hacer de ellas la mejor versión de sí mismas. Ese proceso implica conexión, entrega profunda, amor incondicional y reconocer que detrás de los resultados están los procesos y su excelencia y, detrás de éstos, está el Ser.

CONOCIMIENTO Y PREPARACIÓN PREVIA: Antes del parto, la partera conoce a la madre, conversa con ella, indaga mucho acerca de su vida, sus costumbres y su familia. Toca y explora su cuerpo. También recorre su casa entera o el hogar donde tendrá lugar el alumbramiento. Su actitud es la de quien busca las herramientas que le permitan llegar mejor preparada al gran momento. En síntesis, una partera se prepara antes, conoce a la parturienta en profundidad, sabe cuáles son sus fortalezas y en dónde hay que poner mayor atención. Esto le permite anticipar cómo será ese parto y en cuáles recursos apoyarse.

De esta misma forma, un “líder partera” se interesa genuinamente por conocer a su gente: saber dónde y cómo vive, qué la hace feliz, sus preocupaciones, cuál es su entorno social y familiar, cuáles son sus sueños y las angustias de su alma. Se esmera en indagar sus fortalezas, potencialidades y oportunidades de mejora. En conclusión, el “líder partera” invierte tiempo de calidad en el conocimiento profundo de sus colaboradores, porque sabe que no es posible desarrollar a quien no se conoce.

CONEXIÓN: En el momento del alumbramiento, la partera se entrega totalmente a su labor: entra en un estado de conexión y presencia absoluto. Cualquier distracción podría poner en peligro la vida de la madre y el bebé. Ella está allí, en el ahora, con todo su ser.
De igual manera, el “líder partera” es un líder consciente, presente en el aquí y ahora física, mental, emocional y espiritualmente. Con la misma devoción que la partera se entrega a su trabajo, él lo hace al desarrollo y empoderamiento de su gente.

CONFIANZA QUE EL OTRO SI PUEDE: Durante el proceso, la partera nunca juzga a la madre. Sólo la acompaña, la alienta, la inspira, la motiva. Su conexión es tan profunda, y su amor tan pleno, que no tiene necesidad de dobleces. Ella está allí para acompañar, a veces siendo dulce, otras alentando. En ocasiones da masajes a la madre o la acompasa en su respiración. Y, cuando es necesario, le da un grito, la desafía, hasta llegar a cachetearla si es necesario porque sabe que, de no hacerlo, tal vez la mujer se resigne, no siga pujando, y deje morir todo lo hermoso que está en su interior. La partera sabe que ese dolor y esfuerzo serán recompensados con una nueva vida.

Así mismo, el “líder partera” actúa desde la absoluta convicción de que el otro puede. Enseña, muestra, acompaña, explica con amor y paciencia, escucha, motiva, usa el error como un recurso de aprendizaje, hace reconocimiento y refuerza positivamente; pero también exige, disciplina, aprieta, apura, desafía, coloca obstáculos, y esta presión la hace siempre midiendo hasta dónde. Con amor y maestría el “líder partera” acompaña, monitorea, hace seguimiento cercano o pide cuentas, evalúa, y ofrece retroalimentación. Entiende cuándo es el momento de instruir y cuándo llegó la hora de delegar. Él sabe que mientras más alto sea el desafío y mayor el esfuerzo, su gente tendrá la oportunidad desplegar todo su potencial.

SOLTAR EL RESULTADO: La partera jamás está pensando en el resultado, ni siquiera se esfuerza en visualizarlo. Sencillamente sabe que se dará. Si el bebé ha de nacer y ella y la madre hacen lo indicado, el resultado vendrá. No hace falta estresarse ni pensar en él; tan sólo vivir el proceso.
De la misma manera, el “líder partera” entiende que cuando se hacen las cosas correctas, los resultados vendrán solos. Si él ha invertido tiempo en conocer a los suyos y, desde la fe en sus posibilidades, los viene acompañando amorosamente durante el proceso, sabe que emergerán mejores seres humanos. Es, como dicen los orientales, el momento del wu wei, el momento de fluir y de permitir que el liderazgo de sus colaboradores se despliegue libremente.

HUMILDAD: Cuando el bebé nace, la gran recompensa para la partera es la satisfacción de haber facilitado el proceso de sacar de la madre lo mejor que ella tenía dentro de sí: una nueva vida. La partera no espera reconocimientos especiales; sabe que no los tendrá. Es el momento de la retirada: los protagonistas son ahora madre e hijo. Nadie mirará ni felicitará a la partera; los ojos estarán posados en la nueva vida. Y es aquí donde queda de manifiesto la grandeza de la partera: su humildad que proviene de un ego domesticado.
El “líder partera” no solo desarrolla a su gente, invierte tiempo en su propio desarrollo personal. Su liderazgo se basa en el servicio. Él sabe que el mundo organizacional muchas veces opera desde marcos mentales impregnados de competencia, parcelas, jerarquías y juegos de poder, y la única manera de modelar algo diferente es modificando sus propios modelos mentales. Solo un líder consciente puede ser un verdadero “líder partera”.

Estas son algunas de las lecciones que nos entregan las parteras. Ese espíritu de parteras cotidianas, de sus equipos de trabajo, y de las personas a quienes se impacta desde el liderazgo, es el que quiero convocar. No puedo finalizar sin compartir un aprendizaje adicional que he vivido con este tema del liderazgo al estilo de las parteras: no podemos hacer parir a quien no está preñado. Cuando una persona o una organización no quieren, no habrá partera que valga. El cambio y la transformación son siempre una elección personal. ¿Podemos entonces preñar a alguien para luego ser su partera? Por supuesto que sí, pero ello implicaría ejercer otro rol. Ahora bien, lo de ser líder padrote o semental es tema para otra entrega.

©Copyright 2013 – Amauta International, LLC.
Gustosamente se da el derecho de reproducir lo anterior
para fines educativos y sin ánimo de lucro,
siempre y cuando se incluyan las referencias de autoría principal y de los autores citados.

VER TODAS LA EDICIONES PASADAS DE BITACORAMAUTA EN <https://amautablog.wordpress.com/>

Amauta International, LLC
37 Sky View Drive
West Hartford, Connecticut 06117
This email was sent to: gezi822xoca
Unsubscribe | Forward to a Friend
powered by
ListCast


BITACORAMAUTA: REFLEXIONES EN LA SELVA

19 abril 2013
Logo-AmautaBITACORAMAUTA
REFLEXIONES EN LA SELVA

Gilbert Brenson Lazan
Socio-Fundador
Amauta International, LLC

Pasé una dura y emocionante semana con un equipo directivo cliente y con los Kichwa Añangu del Parque Yasuní en la Selva Amazónica Ecuatoriana. La oportunidad de conocer, trabajar y vivir con esa bella cultura indígena me dio la oportunidad de recordar algunas lecciones y aprender otras muy importantes sobre el liderazgo y sobre la vida:

UN RATO DESCONECTADO: Por tanto que amo y dependo de mi IPhone, mi Mac, el Internet y las demás tecnologías de hoy, descubrí que estos mismos aparatos a veces me impiden que fluyan los “jugos creativos” en los momentos más importantes. Sentado en la copa de un Ceibo Gigante y contemplando el verdor omnipresente que me rodeaba, pude reflexionar sin distracciones sobre cosas que no había pensado durante años y tener ideas que de otro modo no hubiera tenido. Es algo que voy a hacer de ahora en adelante durante veinte minutos por día, un día entero por mes y una semana entera por año.

VIVE LA VIDA QUE AMAS; AMA LA VIDA QUE VIVES”: Mis reflexiones me llevaron a recordar la letra de esa canción de Bob Marley: “Heat of the Day”. Definitivamente, no existe una decisión más importante en la vida que la de no permitir que los éxitos, la felicidad y la realización que puedo tener hoy, sean impedidos por mis recuerdos del pasado o mi miedo al futuro. Es óbvio desde la primera vista que esta comunidad la cumple cabalmente.

LOS TRES LIDERAZGOS: Algunos recordarán que escribí sobre este tema hace algunos años en este mismo Blog, más nunca lo he visto vivido tanto como entre los líderes de la Comunidad Kichwa Añangu: un liderazgo efectivo balanceado entre el liderazgo de la tarea, de las relaciones y de sí mismo.

  • Liderar la tarea